17 Oct 2013

Yehudi y los Tiburones

Por Jorge Ventocilla

En la segunda parte de esta entrevista, Jorge Ventocilla le pregunta a Yehudi Rodríguez, qué podemos hacer nosotros frente a este grave problema.

Jorge Ventocilla:     ¿Dónde se pesca tiburón en Panamá?  
Yehudi Rodríguez:     Son muchas las comunidades costeras en el lado Pacífico, en donde los pescadores se dedican también a la pesca de tiburones. Podemos mencionar el Golfo de Montijo y la parte Sur de Veraguas, Mensabé, Búcaro, Agualdulce, Chame, el Agallito, Golfo de Chiriquí. como sitios donde se han registrado grandes volúmenes de desembarque de aletas. Otros puertos donde llegan aletas en cantidad son Vacamonte, Pedregal, Puerto Mutis, el Muelle Fiscal, Coquira y Remedios. Sphyrna lewini es el tiburón que más se captura por sus aletas; pero debido a que no se tienen registros de los desembarques por especie, no se conoce cuales de las otras especies son las más explotadas.

JV     ¿Hay un perfil típico de un pescador de tiburón en Panamá?
YR    No existen pescadores que sean full tiburoneros; es una ocupación estacional.  Según algunos, se pesca más cuando entran las hembras preñadas, en la época seca, a las zonas donde paren a las crías. Y los pescadores conocen las rutas donde esto sucede. Los neonatos suelen encontrarse en áreas de poca profundidad, cerca de los manglares, que presentan condiciones ideales para ser zonas de crianza: lugares tranquilos y con abundancia de alimento.  El Golfo de Montijo y los manglares de Chame son sitios ideales; es por eso que la pesca de neonatos es masiva por ahí. Muchos tiburones se capturan también accidentalmente, en la pesca industrial de arrastre del camarón y la pesca de pequeños pelágicos con barcos bolicheros.

JV    ¿Se corta las aletas a los animales, mientras están vivos?
YR    Vivos o muertos. Y muchas veces no se hace un uso integral del tiburón, pues el resto del animal es  tirado al mar. Esto ocurre mucho con el tiburón martillo, por tener una carne oscura y con mucho sabor a urea cuando comienza la adultez.

JV    Por ley hay obligación de retener la carne del tiburón capturado...
YR    La Ley No. 9 del 16 de marzo del 2006 obliga a las embarcaciones artesanales a traer las aletas y los troncos de tiburones por separado - siempre y cuando las aletas correspondan al cinco por ciento o menos del total del peso de la carne de tiburón desembarcada.  Para las industriales, los tiburones deben venir con las aletas adheridas al cuerpo; la diferencia se debe a las facilidades para el embalaje de los tiburones entre los distintos tipos de embarcación. El objetivo de la Ley es obligar a desembarcar tanto la carne como las aletas y aplicar el aprovechamiento integral del tiburón, esto fuerza  a que no se descarten los tiburones sin sus aletas al mar.

JV    Sabemos que has estado trabajando en el Golfo de Montijo, cuéntanos de esta área.
YR    El Golfo de Montijo es un Sitio RAMSAR, lo que significa que forma parte de una red de humedales de importancia internacional. En los trabajos que mi equipo pudo realizar en el área y a pesar que fueron pocos muestreos, fue evidente que la captura de tiburones estaba representada casi en su totalidad de neonatos y juveniles, con Sphyrna lewini como especie predominante. Por esto vamos a realizar un proyecto, junto con estudiantes de la Universidad de Panamá, de marcaje de tiburones y enfocado a esta especie.  El objetivo es conocer los patrones espacio-temporales para poder definir estrategias de manejo para la conservación y la pesca sostenible en el Golfo.

JV    ¿Tienes algún consejo práctico para los ciudadanos consumidores que quieran ser conscientes y proactivos ante la problemática de los tiburones?
YR    Uno se puede preguntar: Bueno, si el verdadero peligro aquí es la venta de las aletas ¿en qué ayudo yo si no consumo aletas? Hay que estar informados y conscientes: ya esto es un avance que contribuye a la disminución de esta pesca dirigida, que es cruel. Recordemos que lo que se consume son también tiburones bebes, muchos con menos del mes de nacidos, hasta algunos que han sido extraídos del vientre de la madre.

Por el lado de los pescadores, se están haciendo talleres en las comunidades, en donde se les presenta los resultados de distintos estudios. Y aunque para algunas personas parezca poco creíble, existen pescadores conscientes que ya han decidido no pescar tiburones; y que saben dónde éstos se encuentran y evitan esos sitios para no capturarlos. Hace falta también estudiar más a fondo el otro recurso de interés económico, a los peces de escama, saber más de su interacción con los tiburones y de su ciclo de vida.

Para mi, el verdadero peligro puede estar en la pesca a gran escala, en el desinterés de grandes empresas que exportan y obtienen ganancias millonarias con este recurso. Si ellos realmente fueran conscientes, frenarían esta pesca.  Actualmente el precio de la aleta ha bajado drásticamente, tanto así que si antes al pescador le pagaban B/. 40.00 por libra, ahora les pagan B/. 4.00 y B/. 1.00 por libra, en el caso de las aletas pequeñas, lo que ha provocado que algunos pescadores desistan de capturar tiburones, al menos los tiburones grandes. Esto ha sido también gracias a la presión de grupos conservacionistas. Pero, ¿hasta cuándo durará esta pequeña buena racha para los tiburones?

JV     Es obvio que esta sobre-explotación de los tiburones impacta los ecosistemas marinos...
YR    Por supuesto. La falta de los tiburones en el medio puede provocar transformaciones drásticas en el ecosistema; por ejemplo con la proliferación de  ciertos peces-presas. Estos bien pueden ser peces que no son de interés comercial, afectando al sector pesquero; o peces que a su vez se alimentan de peces herbívoros, como el llamado pez loro, cuya presencia es tan necesaria en los arrecifes de coral para evitar en ellos la proliferación de algas. El aumento que vemos ahora en las rayas látigo (Dasyatis longa) es un claro ejemplo de cómo se ve afectada una población marina por la ausencia del depredador principal. Y no conocemos mucho sobre el impacto del incremento de esta especie sobre otros recursos de interés económico como los camarones, parte de su dieta habitual.

En términos generales, poco sabemos sobre los efectos que trae la reducción en las poblaciones de los tiburones. La baja en producción pesquera que existe actualmente en nuestro país bien podría estar relacionada también - además de la sobrepesca – a un desequilibrio en el medio marino por la falta de los depredadores tope.