29 Jun 2018

El animal más peligroso

Los restos más antiguos del Homo sapiens se han encontrado en Israel y datan de entre 177.000 y 200.000 años. El género Homo fue, en algún momento de la historia, mucho más diversificado, pero desde la extinción del Homo neanderthalensis, el Homo sapiens es la única especie de este género que aún existe.

El Homo sapiens, nombre científico que se le da a los seres humanos, es un animal mamífero, bípedo, con un cerebro altamente desarrollado, y pulgares oponibles. Con este cerebro el humano tiene la capacidad mental de razonar conceptos abstractos, ha desarrollado un sistema lingüístico y puede aprender y guardar todo tipo de información en su memoria. Sus pulgares oponibles le permiten manipular objetos con alta precisión, y han sido capaces de desarrollar todo tipo de herramientas que le facilitan la vida.

Somos el único ser en la naturaleza que tiene raciocinio de su autonomía y libertad, lo que a la vez nos hace buscar respuestas a nuestra razón de existir, haciéndonos creer que somos diferentes y superiores a los demás animales. Nos hemos asignado el alma a la cual se le atribuye la personalidad de cada persona y le hemos puesto nombre a los sentimientos. Nos hemos auto-coronado dueños del planeta.

Nuestro actuar busca dominar a los sujetos más vulnerables, ya sean de nuestra especie o no; somos “individualistas sociales”, pensando en lo que nos hace bien como sociedad, sin analizar las consecuencias de nuestros actos. Cazamos indiscriminadamente para llenar paredes de trofeos y hacer crecer nuestros egos y creamos artículos para facilitar nuestra vida sin pensar en el daño ecológico que hacemos.

El Homo sapiens es un animal peligroso. Estudios demuestran que, desde hace aproximadamente cien años, dos especies de invertebrados desaparece al año a causa directa del actuar humano. Nuestro egoísmo destruye el delicado equilibrio de la naturaleza y obviamos el hecho de que la pérdida de una especie puede tener graves consecuencias para la supervivencia de otras.  

En busca de analizar nuestra relación con nuestro entorno, y específicamente con los animales que nos rodean, en el Biomuseo le dedicamos el mes de julio a la fauna panameña. Tendremos espacios de exhibiciones con aves rapaces y perezosos, talleres de reciclaje para aprender a hacer papel y giras botánicas alrededor de nuestro Parque de la Biodiversidad. Con estas actividades buscamos dar a conocer que nuestro hogar lo compartimos; no es solo de nosotros.

Entonces ¿cuál es nuestro verdadero papel en la Tierra? ¿Será que debemos convertirnos en cuidadores en vez de destructores? ¿Cuándo empezaremos a poner nuestro bienestar en segundo plano y priorizar el bienestar de las especies que nos acompañan? No debemos olvidar que al ser Homo sapiens, seguimos siendo solo animales que habitan nuestro planeta.